Josefinos de Murialdo
Certificación ISO 9001:2008 Nº CO-SC 6261-1
Av. Mariscal Sucre S9-199 y Los Libertadores
Telf: +593 (2) 2654 746  Quito - Ecuador
 
Sistema de Gestión Académica
contadores

Mensaje de nuestro Rector


Mensaje de nuestro Padre Rector


La Unidad Educativa PAULO VI de la Comunidad Josefina, desde hace varias décadas está abierta para los niños y jóvenes, especialmente del Sur de la Ciudad de Quito, que quieran formarse humana y cristianamente para ponerse al servicio de la sociedad como buenos cristianos y honestos ciudadanos y altamente calificados para el desempeño eficiente de su profesión, cumpliendo así el deseo que tenía San Leonardo Murialdo para quienes se educan en los planteles de los Padres Josefinos.

Como Institución Educativa, de carácter científico-humanista, prepara a sus estudiantes en el campo de la ciencia y la cultura, desde una perspectiva humanista, para que sean actores sociales y políticos con una visión crítica de la realidad y socialmente responsables.


Como Institución Educativa Católica Josefina, realiza su acción pastoral educativa desde una perspectiva de una educación que evangeliza y de una evangelización que educa. Esta misión, que la realiza es comunión con toda Iglesia, lo hace con tinte josefino, con la convicción de que Dios nos ama, trata de educar el corazón con el corazón que es uno de los pilares de la Pedagogía Josefina, cultivada por San Leonardo Murialdo y la Congregación Josefina.

Este Centro Educativo quiere mantener inquebrantable su mística de proporcionar a las niñas y niños, señoritas y jóvenes una formación integral en valores, con una excelencia académica creativa y comprometida con el cambio y la transformación de la sociedad en que nos ha tocado vivir.


La formación integral de nuestros estudiantes es una hermosa misión que nos ha encomendado la Iglesia, la Sociedad y la Congregación Josefina; para ponerla por obra se requiere la colaboración, la entrega y el compromiso de todos los que hacemos la Unidad Educativa Paulo VI y, nuestro Buen Dios, no nos faltará con su bendición para que podamos alcanzar los objetivos que nos proponemos.


Padre Guido Montenegro

RECTOR